CORTEJO PROCESIONAL


ESTACIÓN DE PENITENCIA

HÁBITO DE NAZARENO

"La túnica santa de lino se vestirá, y sobre su carne tendrá calzoncillos de lino, y se ceñirá el cinto de lino; y con la mitra de lino se cubrirá. Son santos vestidos; y lavará su carne con agua, y las vestirá."

Con éstas palabras nos explica el Levítico 16:4 el ritual del día de la expiación en el sistema mosaico, en el cual el Sumo Sacerdote cambiaba sus costosas vestiduras por unas austeras de lino para el sacrificio.

Entendamos con esto la importancia de la túnica en los rituales cristianos, ya que son numerosas las ocasiones en las que se cita a la túnica en las escrituras. Es por ello, por lo que desde la antigua Archicofradía del Rosario, que desde ahora comenzará a procesionar también como cofradía penitencial, querían remarcar la importancia de la vestidura nazarena.

El hábito con el que nos revestimos en la estación penitencial nos identifica con Cristo. Nos hace partícipes del misterio sacrificial, presentes en la Eucaristía. Es entonces de vital importancia el especial cuidado y la concienciación de su uso.

La Cofradía Penitencial del Rosario ha elegido por tanto un hábito acorde con su historia, contexto e idiosincrasia, además de tener referencias con las Sagradas Escrituras.

La tela que conformará todo el hábito nazareno será el "lino fino". En la Antigüedad, el lino era un tejido muy apreciado. Salomón se refirió a él como a un artículo de lujo y José de Arimatea envolvió el Cuerpo del Señor en lino fino.

El color tampoco es baladí, el cual será el blanco.

Tres son las razones litúrgicas y extralitúrgicas que justifican la elección:

  • La primera es en cuestión al misterio a representar, la Santa Cena. Recordemos que el Jueves Santo los sacerdotes se revisten de blanco rememorando la Cena del Señor.
  • La segunda es, debido a nuestra pertenencia a la orden de predicadores, de la cual, su túnica reglamentaria es blanca.
  • Y la tercera va en relación con el simbolismo del color, señal de paz, libertad, redención... Todos ellos vinculados con el misterio Pascual y la advocación cristífera.

En relación a las formas, el hábito constará de las siguientes partes:

  • Un capirote con babero hacia abajo y de un metro en lo alto, buscando la elevación que nos acerque a Dios, como si de un ciprés se tratara.
  • Una túnica sin costuras, en referencia a Juan 19:23-24 ("Tomaron también su túnica, la cual era sin costuras, de un solo tejido de arriba abajo"), de la que penderá una cola que irá recogida al brazo, siendo éste elemento diferenciador y especial.
  • A la cintura se ceñirá un ancho cinturón de esparto en señal de penitencia.
  • Y por último, el nazareno se calzará unas sandalias en señal de la humildad penitencial y del cariz cristiano.
  • Como complemento al hábito y culminación a éste escrito, el nazareno llevará en la mano opuesta a la portadora del cirio, un rosario, recordando su matriz, tradición e historia.

CORTEJO PROCESIONAL

Contenido en construcción...

SALIDA PROCESIONAL

CORTEJO PROCESIONAL

TRAMO 1: Cruz Conventual con 2 ciriales.

TRAMO 2: Bandera Pontifical con 2 varas.

TRAMO 3: Estandarte del Rosario con 2 varas.

TRAMO 4: Bacalao con 2 varas.

Presidencia

Servicio de Paso

PASO DE MARÍA SANTÍSIMA MADRE DE DIOS DEL ROSARIO

Banda de Música "Villamayor"