HERÁLDICA Y SÍMBOLOS DE LA ARCHICOFRADÍA


Según expone el Artículo V, VI y VII de nuestros estatutos:

"El escudo de ésta Archicofradía está formado por una cartela renacentista en color broncíneo y fondo en gules. En su parte superior corona la Tiara Pontifical, con sus colores, símbolo con el cual se representa a San Pío V. En el centro, la Sagrada Custodia en oro, representando el carácter sacramental. A ambos lados se muestran dos óvalos, el de la derecha acogiendo el anagrama de María en dorado sobre fondo azur bajo una corona real y una media luna, todos ellos motivos de la Santísima Virgen. El de la izquierda acoge el escudo dominico, en sus colores, mostrando así el carácter dominicano de la cofradía y la Sede Canónica. Bajo la Custodia se encuentra un perro con una antorcha, símbolo de nuestro Padre Santo Domingo. En la parte inferior del escudo, una filacteria presenta en lema de la cofradía: "Contemplad a Cristo con los ojos de María". En un segundo plano, y recorriendo el perímetro del escudo un rosario en plata con los misterios en forma de estrella, el cual remata la parte inferior del escudo con la cruz."

La insignia de la Archicofradía está constituida por el Estandarte o "Bacalao", que la representa simbólicamente y la medalla, acreditativa de ser miembro de la Archicofradía, deberán ostentarla los Archicofrades en todos los actos corporativos a los que asistan. En el anverso de la misma figurará, troquelado, el escudo de la corporación, y en el reverso, también troquelado, aparecerá el nombre de la Archicofradía. Dicha medalla será de plata o metal plateado con unas dimensiones de 5 cm. de ancho y 8 cm. de alto. El cordón del que penderá será de tres colores: blanco, oro y granate entrelazados