PROYECTO  SANTA CENA


                                     OBRA DEL IMAGINERO JOSÉ ANTONIO NAVARRO ARTEAGA


                                            MAQUETA DE LA SANTA CENA PARA SALAMANCA



Detrás de la concepción de la maqueta en el barro, elaborada por el imaginero, Navarro Arteaga, se sitúan las ideas que el historiador del arte y el teólogo Mariano Casas se prepara para una lectura a la medida de la nueva obra, buscando la originalidad y autenticidad de la escena. El director adjunto del Museo Catedralicio de Salamanca, Mariano Casas, justificó en la presentación de la maqueta por qué se ha elegido la ubicación de los apóstoles. "Se ha abierto una mesa en Tau y en dos niveles, adaptando al formato del paso, propiciando una transición desde los apóstoles más alejados, que se puede volver atrás, jugando con las posturas, gestos y actitudes hasta conseguir la transición hacia la imagen de Cristo, el único que se encuentra totalmente de pie ", cuidando de forma especial" las miradas de Pedro, Juan,


La lectura del futuro es muy detallista con las Sagradas Escrituras con una mirada a los planteamientos históricos. En primer lugar se aprecian de forma visible los bastones, así como la jofaina y la jarra del lavatorio de los pies que aparecen descritos en el Evangelio de Juan. A lo largo de las imágenes, el historiador que destaca la distribución está en lo que respecta al elemento de la mesa y con una progresión piramidal en altura, a través de las posiciones y posturas de los apóstoles para dar preeminencia a la imagen de Jesús de la Redención que presidirá el paso. La obra está compuesta por abundantes líneas diagonales y recursos visuales para que la audiencia pueda participar del misterio, a través de los detalles de la representación visual "reuniendo al público en torno a la institución de la eucaristía".

El historiador destacó en la elección de Navarro Arteaga como creador de la Sagrada Cena "acrecentará notablemente el patrimonio salmantino" por ser un "verdadero garante de calidad artística".

JOSÉ ANTONIO NAVARRO ARTEAGA

José Antonio Navarro Arteaga es sevillano del barrio de Triana. Con dieciséis años comienza su andadura artística en el taller de Juan Antonio González Ventura, discípulo de Francisco Buiza. A partir de 1986 comenzó a trabajar de forma independiente en su propio taller. Es indudablemente uno de los imaginarios más cotizados del panorama cofrade y, por supuesto, uno de los grandes imagineros del tercer milenio. Sus obras están repartidas por toda la geografía española, incluso fuera de nuestras fronteras.

Estas son algunas de sus obras:

Santísimo Cristo de la Buena Muerte. El Ejido (Almería).

Cristo de la Exaltación (León).

Cristo del Amor (Jaén).

Jesús de la Esperanza en el Puente Cedrón de la Hermandad de la Milagrosa (Sevilla).

Nuestra Señora del Amparo (Córdoba).

Santísimo Cristo de la Esperanza para la Cofradía del Silencio de la Línea de la Concepción (Cádiz).

Grupo Escultórico de la Santa Cena para la Cofradía de la Sagrada Eucaristía de Zaragoza.

Santa María la Antigua, esculpida en mármol, que se encuentra en los jardines del Vaticano